La compañía Abacus Property Development nace a comienzos del año 2007 fruto del interés de un grupo de empresarios de reconocido prestigio y extensa experiencia en el proceso integral del sector inmobiliario en España y en el extranjero - producción de materias primas, promoción, construcción, consultoría e ingeniería -, por iniciar proyectos inmobiliarios en países con altos ratios de crecimiento y parqués inmobiliarios deficitarios.

Así se invirtió en Albania, Rumanía y Costa de Marfil, países en los que ya se tenía un amplio conocimiento del mercado -incluso estructura- merced a las otras patas de negocio que compartía el accionariado. Ese bagaje permitió localizar aquellos enclaves que, dentro de cada país, ofrecían mayores garantías de éxito: Craiova, en Rumanía, donde la implantación de la compañía automovilística Ford y la carestía de vivienda nueva aseguraban una potente demanda; Farka, en Albania, una región en la periferia de Tirana cuya expansión en los últimos años es el mejor exponente de las bondades de dos magníficos proyectos; y en Abidján, en pleno corazón financiero de la ciudad conocida como la 'Nueva York' del África subsahariana.

Abacus ha logrado a día de hoy contar con suelos finalistas y licencias para acometer la construcción de más de 330.000 metros cuadrados de techo; ahora, con paso firme y seguro, de la mano de excelentes socios y contando con el apoyo de las entidades financieras, la compañía se dispone a iniciar su ejecución.

Sustentada en los pilares de la transparencia, la ilusión y el esfuerzo, el equipo multidisciplinar de Abacus ha recibido asimismo la confianza de empresas que han encomendado a la compañía la gestión integral de sus proyectos inmobiliarios en España y en países tales como Brasil e India, diversificando por tanto sus áreas de negocio y generación de ingresos.

Albert Einstein decía que 'quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado'. Y si bien es cierto que la crisis sigue acechando, a los países, a las empresas, a las personas, desde Abacus miramos el futuro con optimismo, seguros de a dónde nos dirigimos y cómo vamos a hacerlo.